+34 628 18 98 36 plataforma@generacion05.com

¿Sabías que la Flor de Navidad es de origen mexicano?

La cuetlaxóchitl es un arbusto lechoso, de origen mexicano, que puede llegar a medir hasta seis metros de altura. Cuando llegaron los españoles a México, la flor perdió su complicado nombre en náhuatl y se convirtió en la Flor de Navidad ya que coincide su temporada de floración con las fiestas navideñas.

La cuetlaxóchitl (o flor de navidad, o ponsetia), ha sido un símbolo repetido en rituales mexicanos, como el de Tlaxochimaco; fiesta dedicada al dios de la guerra Huitzilopochtli, al que se adorna con guirnaldas, sartales y collares elaborados con la flor.

Para los aztecas simboliza la pureza y la nueva vida. Se cree que los guerreros fallecidos en batalla tenían la facultad de regresar a la tierra en forma de mariposas o colibríes y se alimentarían del néctar de la cuetlaxóchitl. Es por eso que la flor era elemento recurrente en ofrendas mortuorias dedicadas a los guerreros.

No sólo está presente en leyendas y rituales; la Flor de Navidad también tiene propiedades terapéuticas. Si se toma en infusión aumenta la producción de leche en mujeres que dan el pecho. Se ha utilizado como colorante rojo escarlata para teñir telas y cuero, mezclando las hojas con pulque. También la flor es transformada en ungüento para enfermedades cutáneas, como los granitos o las irritaciones faciales.

Cuidados de la planta

En Navidad es típico ir a la tienda a comprar un árbol y unas Flores de Navidad porque no sobreviven de una temporada a otra. Pero en México nos aseguran que estas plantas pueden sobrevivir durante décadas si le damos lo que nos piden. Vamos, que son caprichosas, pero una vez llegas a comprenderlas se entregan por completo.

Flor de Navidad

Flor de Navidad

Aquí unas pistas de sus antojos:

  • Adora la luz natural. La oscuridad hace que se le caigan las hojas. Pero tampoco le gusta tomar el sol directo.
  • No le apasionan las corrientes de aire, que se resfrían.
  • Ojito con el termostato. Su temperatura ideal es de 22º durante el día y 16º durante la noche. No es conveniente que suba de los 25º ni baje de los 10º.
  • Odia a muerte la calefacción. Necesita una humedad ambiental alta. Si el ambiente es seco, se caen las hojas.
  • Si aun así usas calefacción en casa (puesto que es invierno y refresca), puedes pulverizar las hojas verdes (pero sólo en ese caso, que si no, corre el riesgo de infectarse con hongos). Ojo, sólo las hojas verdes, no las rojas. Si pulverizas las hojas rojas (en realidad son bráceas), se mancharán y perderá ese bonito aspecto navideño.
  • Para regarlas, pon un platito con piedras en la base de la maceta, así las raíces no llegan a tocar el agua. Deja que absorba agua durante 15 minutos y luego le quitas la que no haya absorbido.
  • Deja que se seque la tierra antes de volver a regarla, demasiado líquido la puede embriagar y provocar que sus raíces se pudren. Con alimentarla dos veces por semana es más que suficiente.

Ahora con estos consejos seguro que no se te va a resistir y podréis fardar de tenener las flores de navidad más longevas de todos los tiempos.

¡FELICES FIESTAS!

Pin It on Pinterest

Share This