+34 628 18 98 36 plataforma@generacion05.com

Origen y Características del Ritual Pre-Navideño Más Popular 

Las posadas es una tradición navideña típica de México que comienza nueve días antes de la Navidad, el cual simboliza el recorrido de María y José de Nazaret a Belen. Sólo las posadas consiguen ese ambiente de unión y alegría, y los niños lo pasan de miedo, porque durante nueve días (como mínimo) tienen fiesta, piñatas y regalos, y los adultos se reunen con comida, bebida y jolgorio. Un planazo, vamos. Que tenemos bastante que aprender de las fiestas y las posadas mexicanas.

 DE DONDE VIENEN LAS POSADAS

En el México prehispánico tenían ya una fiesta invernal en honor al dios azteca Huitzilopochtli, dios sol y de la guerra, así que a la llegada de los españoles a la antigua Tenochtitlan, (lo que ahora es Ciudad de México), los evangelizadores les faltó tiempo para adaptar esta tradición a la fe católica. Y así se dotó de símbolos bíblicos cristianos, qué menos. 

QUÉ SE REPRESENTA EN LAS POSADAS

Estas posadas se llevan a cabo del 16 al 24 de diciembre. Justo coincide con las nueve noches que José y María (muy embarazada) peregrinaron de Belén a Nazaret buscando posada donde alojarse. Un poco de historia: se dice que en ese entonces estaban viviendo una tremenda injusticia, que se conoce como la matanza de los inocentes. El rey Herodes I el Grande dio la orden de ejecutar a todos los niños nacidos y menores de dos años. Se ve que le dieron el chivatazo al tirano de que, según una profecía, nacería un tal Jesús que sería un profeta que revolucionaría todo. Y por supuesto, ¿quién iba a permitir que sus hijos o su corona peligraran? Mejor matar a unos cuantos niños.

Y allí estan José y María escondiéndose y haciendo una ruta hacia Belén, pidiendo posada a todas las casas del camino, y puesto que alojar a la pareja era sumamente peligroso, les invitaban a irse rápidamente y suerte tenían si les dejaban algo para comer. Y así fue como finalmente en un establo se cumplió la profecía y nació el niño dios. 

Desde las capillas abiertas, construidas en la época de la conquista, esta ceremonia pasó a las iglesias y de allí a las casas, donde se llegó celebrar con genuino fervor religioso.

TRADICIÓN DE CANTOS

Para festejar las posadas se necesita entonar la voz. Las canciones son vitales para la fiesta. Cada vez que se pide posada se canta de manera alternada entre los Anfitriones (el grupo dentro de la casa) y los Peregrinos (el grupo fuera de la casa) un himno que concluye con el famoso estribillo: “Entren santos peregrinos, peregrinos, reciban este rincón. Y aunque es pobre la morada, la morada, os la doy de corazón”. 

TODOS LOS VECINOS COLABROAN

Las posadas es más que una fiesta, es un acontecimiento de los más importantes de México aún a día de hoy. Todo el mundo se involucra a decorar sus casas, sus calles, invitar a amigos, vecinos, familiares y se asegura que la fiesta sea todo un exito. 

La tradición dice que cada día la celebración estará en una casa, calle o cuadra distinta. Los allegados organizan al fiesta el día que les toca con máximo esmero, y saben que los otros ocho días de celebraciones y fiestas podrán disfrutar de las otras posadas. Eso sí, la última posada, el 24 de diciembre es la más espectacular de todas, ahí se tira la casa por la ventana, que llega el niño Jesús.

Elementos Imprescindibles de las Posadas

En el aspecto más material, los elementos indispensables para una tradicional posada mexicana son: El nacimiento o el pesebre, unos farolitos y adornos de papel (como los que llebaba José y María para verse en el camino), piñatas, cohetes, luces de bengala y velas, música y villancicos. Y, por supuesto, comida y bebida.

Si estas navidades queréis sorprender os dejamos algunos detalles:

1 / LAS PIÑATAS

Conocemos las piñatas para los cumpleaños, pero la realidad es que el momento de las piñatas es justo en las Posadas. Todo mexicano sin excepción conoce su canto característico al ritmo de los golpes: Dale, dale, dale, no pierdas el tino. Porque si lo pierdes… ¡Cuas! Cuando truena la piñata todo el mundo, niños y adultos, se avalanzan al suelo al rescate de los premios. ¡El clímax de la posada!

¿Qué lleva la piñata adentro? Jícamas, colación, paletas, globos, manzanitas, pirinolas, cañas, monedas de chocolate, carritos, silbatos, cocadas, pelotas, chupones de caramelo, yoyos, naranjas, dulces, muñecos, chicles, galletas y muchos cacahuates, entre más posibilidades.

2 / BEBIDAS CALIENTES

La fiesta es en invierno, no deben faltar las bebidas calientes, como el famoso ¡ponche mexicano!

Ponche: Se hierven frutas y especias para hacer una bebida dulce, caliente, que en el jarrito, taza o vaso o puede llevar algo de la fruta. Aquí se enlistan algunas posibilidades, pero no se sugiere usar todos estos ingredientes juntos.

Frutas: Caña, tejocote, guayaba, manzana, ciruela, chabacano, piña, naranja, limón, lima, mandarina, uva pasa o ciruela pasa.

Especias: Canela, anís, pimienta gorda, clavo, jamaica, té negro, té limón (yerbaluisa), piloncillo o azúcar.

3 / COMIDA, MUCHA COMIDA, QUE NO FALTE LA COMIDA

En todas las posadas hay comida y no pueden faltar:

Elotes: mazorcas de maíz, asadas al carbón o hervidas, aderezadas con crema o mayonesa, queso y chile piquín…

Flautas: Tacos enrollados y dorados en aceite o manteca, elaborados con diversos rellenos como pollo, requesón, papa o carne deshebrada de diversos animales generalmente acompañados con lechuga, crema, queso fresco y salsas de chile.

Quesadillas: Antojitos hechos con una base de masa de nixtamal que se rellena de diversos ingredientes, se dobla y se fríe o calienta, depende el gusto.

Tostadas: Tortilla frita de manera que resulte rígida; sobre la tostada se dispone una base de frijoles refritos o de guacamole y algún ingrediente más, como pata de res en escabeche, chorizo frito o tinga de pollo, por mencionar solo tres de los más comunes.

Tamales: Los tamales de las posadas suelen ser de chile, de dulce y de manteca; encontrarán tamales diferentes: verdes, rojos, de mole; de pollo, de cerdo, de rajas, de camarones, de queso, dulces, con pasitas, etc, una gran variante.

Buñuelos: En principio puede decirse que se trata de una masa de harina de trigo y huevo, que para cocinarse se fríe y se come con azúcar o almíbar.

¡Vivan las tradiciones, las posadas y Feliz Navidad!

Abrir chat